Revista Collado Sur

   

Lista de Correos

   

Gredos Occidental, Fin de temporada 2014 - Manuel Barea Patrón

Detalles

ACTIVIDAD FIN DE TEMPORADA

C.M.S.P.

GREDOS OCCIDENTAL: CUERDA DEL CALVITERO, CIRCO DE HOYAMOROS Y DESCENSO RÍO CUERPO DE HOMBRE

 

Fechas: 27, 28 y 29 junio 2014

Participantes (18 personas):

Chema Baurre, Begoña, Pepe Robert, Tere Rodríguez, Lola Rodríguez, Pepe García, José Luis Poveda. Toni Alba, Toñi Zambrano, Carlos Rozadillas, NathelieBoiget, Verónica Arévalo, Antonio Estévez, Manuel Navarro, Charo, Sherpa, Ana Navarro, Manuel Barea.

 

Viernes 27

Salida de Jerez hacia la Vía de la Plata, cada cual a su bola. Algunos expedicionarios ya partieron hace unos días y están por la zona (Sherpa, Manolo Navarro, Charo, José Luis Poveda, Pepe García). Nos hemos repartido por coches. Los conductores son: Pepe Robert, Pepe García, Nathelie Boiget, Antonio Estévez, Sherpa y Manuel Barea.

Parada técnica en Monesterio, Bar-Restaurante “Mallorca”. Café y perrunillas. Otros van directos hacia el destino final, Candelario.

22:00 Llegada casi todos al mismo tiempo a Candelario, camping “Cinco Castaños”, en la carretera de subida a la plataforma. Alojamiento y “check-in”. Está anocheciendo y la temperatura está en torno a los 15º. Salimos de Jerez con casi 30º. Hemos concertado para mañana desayuno a las 08:30 h.

Sin tiempo que perder nos vamos todos al pueblo a buscar donde cenar. Accedemos por la parte alta, donde está el Ayuntamiento. Calles vacías, silencio, soledad. Bastante desierto Candelario. Conseguimos llegar a la zona más céntrica, la que está junto a la ermita-humilladero, a la entrada, donde se concentran los bares. Pregunto en “El Portón” si nos pueden dar algo de picar, pero nada. No obstante, el encargado nos  sugiere ir a “El Pasaje”, donde posiblemente tengamos suerte.

Una carrerita para preguntar y, bingo, nos pueden atender. Pasamos a la terraza, donde se está delicioso. Fuimos llegando todos y nos dieron de cenar bastante bien, rápido y a precio muy razonable, con una carta muy variada. El vino de la tierra, de pitarra, dio su juego, servido en jarras de porcelana blanca típica de la zona.

Sigue siendo encantador poder oír el murmullo del agua corriendo por las calles de Candelario, agua que baja de su sierra, agua de deshielo que corre hacia el río Cuerpo de Hombre, agua tributaria de la cuenca del Ambroz y que va a parar al Tajo finalmente.Regreso nocturno por las calles solitarias de Candelario al camping. Noche placentera sin viento ni frío. Una maravilla de descanso en las terrazas bien mullidas bajo la fronda de un enorme castañar.

Candelario está a 1.136 m. y fue famosa por sus fábricas de chacinas, ya que la altitud y temperaturas resultaban ideales para el curado de estos productos. Tiene una arquitectura típica muy peculiar, con casonas de granito altas con aleros para resguardarse de la nieve y el agua (media pluviométrica de 897 mm), balconadas corridas para secar los embutidos, batipuertas para acceder a las viviendas y regaderas por las calles por las que corre el agua de la sierra. Un pueblo al que la autovía le está pasando factura, como a tantos otros. Parece ser que la abundancia que había en el pueblo de embutidos hizo famoso el dicho de que en Candelario “se ataban los perros con longanizas”.

 

Sábado 28

Desayuno en la cafetería del camping “Cinco Castaños”. Lenta pero eficazmente el encargado nos va suministrando los cafés y las tostadas. Sin demora, subida a la Plataforma del Travieso en coches (1.822 m).

10:00 Comenzamos la ascensión a buen ritmo, sin prisas, a paso sosegado. Mañana limpia, azul. Hacia el oeste, abajo, el embalse de Navamuño que embalsa las aguas del Angostura, bajo la Peña Caballera. Continuamos subiendo hacia la cuerda del Calvitero.

11:45 Llegamos a la fuente del Travieso. Breve parada para descansar y refrescarnos en sus muy frías aguas. Ha aparecido el piorno florecido, que despide un intenso y agradable aroma. Laderas amarillentas contra cielos azules límpidos. Espectáculo visual, moteado por el blanco de los neveros.

12:30 Alcanzamos la cuerda del Calvitero por la zona de El Quemal (2.300 m.) La pendiente se suaviza. Desde el Mirador de la Médica damos vistas a las Lagunas del Trampal, abajo hacia el este, bajo la cuerda de Los Asperones; hacia el sur, La Ceja y neveros más copiosos. Fotos en la cumbre del Calvitero (2.401 m), cima que sirve de mojón delimitador de los términos de Salamanca, Ávila y Cáceres. Magníficas vistas hacia el oeste y norte: Sierras de Peña de Francia y Gata, más abajo sobre Béjar, la Peña Caballera. Se ven pueblos de la comarca: Navacarros, Vellejera de Riofrío o Palomares de Béjar.

 

Continuamos siguiendo los hitos de piedra que nos llevan hacia el Canchal de la Ceja a través de la Portilla de la Ceja. Antes, un enorme nevero mirando al este. Vistas hacia el Macizo Central de Gredos, siendo visible en primer término La Covacha.

Continuamos cresteando entre grande losas pétreas de granito por zona llana en la divisoria de aguas: hacia el este, aguas del Tormes y el Duero; hacia el oeste, al Ambroz y Tajo.

13:30 Viento huracanado de poniente nos azota. A abrigarse. Continuamos ascendiendo hacia el Canchal de la Ceja, en cuya cumbre un hito tipo cohete marca el vértice (2.428 m), la cumbre más alta de la provincia de Salamanca. Sus laderas norte aparecen cubiertas por un gran nevero que alimenta la Laguna de Solana o del Duque. Apenas si podemos permanecer mucho tiempo por la intensidad del viento. Descendemos hacia un collado que separa esta cumbre del Torreón, el Collado de Los Buitres. Las nubes nos sobrevuelan veloces, subiendo desde el circo de Hoya Moros. Un espectáculo verlas evolucionar ante nosotros.

Desde esta cumbre se tienen bonitas vistas hacia el norte de las lagunas citadas, en la ladera este de la Sierra de Candelario. Pasamos junto a unas agujas desde las que tenemos una bonita vista del circo de Hoya Moros hacia el oeste, abajo, donde nace el río Cuerpo de Hombre, entre nubes que pasan raudas.

14:30 Parada para almorzar, a sotavento, dando vista a la caída de la sierra hacia Piedrahíta. Cielo gris y frío gélido.

15:30 Estamos por la zona del Paso del Diablo, un descenso pronunciado y encajonado en un canuto, con una cadena a la derecha para asegurar la bajada. Ahora aparece hacia el oeste con toda claridad el Valle del Jerte, con un pueblo en la parte alta que puede ser Puerto Castilla. La otra ladera es la Sierra de Tormantos y tras ella el Valle del Tiétar y la comarca de La Vera.

Fotos inmortalizando este paso que nos inquietaba un poco, aunque resultó fácil y cómodo. Algunos decidieron vadearlo más abajo y evitarlo. Para mayor seguridad, Carlos Rozadillas porteó una cuerda que algunos utilizaron. Manolo Navarro hace escorzos desde abajo para fotografiar esta aventura del Diablo.

16:15 Cumbre del Torreón (2.400 m.). Foto de grupo. Parece que el viento ha amainado un poco. El personal está eufórico con las vistas, las cumbres y, sobre todo, porque hemos superado el famoso “Paso del Diablo”. Continuamos ahora descendiendo hacia un collado donde dejamos las mochilas para subir más sueltos a los Dos Hermanitos (2.292 m). De nuevo nubes y subidas a ambas cotas.

17:00 Descenso agrupados a través de un nevero dirección al circo de Hoya Moros. Nada más descender accedemos a las lagunas más altas alimentadas por los numerosos neveros de las laderas que forman la cabecera del circo, denominadas Charcas de Venerofrío, nacimiento real del río Cuerpo de Hombre.

Enormes masas pétreas de granito diseñan un paisaje espectacular, verdoso por los líquenes. Estos son los primeros arroyos que aportan agua al citado río.Descendemos hacia zonas más bajas buscando un lugar apropiado para acampar. La chorrera se va haciendo más caudalosa, con pequeñas cascadas que recuerdan los cursos altos de agua de Sierra Nevada, entre borreguiles.

18:30 Encontramos una zona cercada con piedras, tipo corraleta, protegida por enormes bloques de granito a modo de paredes, apropiada para guarecernos del viento, que vuelve a soplar con fuerza.

Ha acabado la jornada de andar de hoy. Han sido ocho horas y media, en las que hemos recorrido 9,3 kms. Estamos a una altitud de 2.200 m., en la zona alta del Circo de Hoya Moros. Frío, viento, nubes, temperatura muy baja. Hacemos fogata con leña de piorno, pero cuando está más animada tenemos que apagarla, pues el humo molesta a los montañeros que tenemos al lado en una oquedad.

Café, merienda, charlas. Hace presencia también la lluvia que cae a rachas. La cena fue temprana porque la tarde noche no invitaba a más. Circularon lentejas, pasta variada, pistos, sopas, etc., con vino y chupito de aguardiente de cerezas, gentileza de Pepe García.

21:30 Todo el mundo en sus tiendas, bien abrigados. Noche muy fría, sin viento afortunadamente. Llovía cuando nos acostamos.

 

Domingo 29

07:00 Mañana fría, cielo azul despejadísimo. No entramos en calor. Manos heladas. No hace viento. Las gotas de lluvia se han convertido en pequeñas lascas de hielo. Desayunos reponedores y a caminar.

08:30 Comenzamos a descender el curso alto del río Cuerpo de Hombre. Prados, piornos, vasares, hitos que nos ayudan a localizar la exigua vereda, aunque Carlos lleva la traza en su GPS.

Hacia el este la Loma de la Culebrilla. Estamos descendiendo la zona conocida como loma de El Cascanueces, hacia La Dehesa. A nuestros pies los meandros que forman el curso alto del río.

10:45/11:15 Gran embolique al descender el penúltimo vasar. Vemos arriba, en la ladera izquierda del circo el refugio Hoya Cuevas. Tenemos que retroceder y desandar, subir y seguir la vereda que encontró Sherpa. Una suerte total que nos permitió bajar al último vasar, donde pastaba una vacada. Manolo Navarro ha tenido un ligero percance al clavarse una rama en el muslo. José Luis Poveda, una suerte tener un sanitario en el grupo, lo atiende y le pone unas vendas para parar la hemorragia.

11:30 Transitamos ahora por vereda clara con hitos bien visibles que suben buscando el enlace con la vereda principal, a 1.675 m de altitud. Han pasado los problemas y ya caminamos con hitos claros que nos dejan en la pista.

12:00 Abandonamos la pista cortándola. Bosque de pinos y robles. Vemos al frente, hacia el oeste, las sierras de Gata, Hurdes y Peña de Francia, despejadas de nubes por fin. Descendemos la morrena del Cascanueces. Los hitos confirman la vereda a cada paso. Frente a nosotros, la cuerda denominada en el mapa “Cordillera del Molinillo del Hornillo” (1.650 m) que encajona el río Cuerpo de Hombre, el cual vierte al Ambroz, este al Alagón y finalmente las aguas se embalsan en el Gabriel y Galán, en la cuenca del Tajo. No obstante, antes en un azud que hemos pasado sus aguas se desvían parcialmente hacia el embalse de La Angostura ya citado antes, que pertenece a la misma cuenca y que abastece a Béjar.

Manolo Navarro sufre un esguince que le impide caminar con comodidad. Nuevamente lo atiende José Luis Poveda. Porteamos su mochila y cámara, y baja lentamente pero continúa caminando, ahora ya por la pista, buscando la zona de Las Dehesas.

 

12:30 Seguimos caminando por la pista, zigzagueante y descendente siempre. Vacadas en pequeños navazos entre el robledal. Aparece el castañar.

13:45 Por fin enlazamos con la carretera de acceso a la zona del Aula de la Naturaleza de Las Dehesas. Agrupamiento.  Carlos llama a la Guardia Civil para que suban a recoger y atender a Manolo Navarro. En menos de media hora llega un jeep con una pareja de números y una ambulancia que atiende al paciente.

Antonio Estévez y Carlos Rozadillas marchan en busca del coche para acercar a los conductores a la plataforma, según dijeron atravesando un magnífico castañar y robledal.

15:30 De vuelta con los coches partimos todos, guiados por el jeep de la Guardia Civil (vaya lujazo), hacia Candelario y la zona de descanso de Béjar conocida como “El Castañar” (1.080 m.), donde los propios agentes nos han reservado mesa en el Bar “El Nido”, Menús a 15 y 18  € bien abundantes. Cocina típica de la zona: papas revolconas, truchas, cebón, revueltos, ternera de Ávila… Buen fin de fiesta tradicional todos juntos en almuerzo de convivencia.

Reflexiones sobre la magnífica experiencia de esta actividad de fin de temporada, esta vez en Gredos, por la Sierra de Béjar, en el Parque Natural de Candelario, en la zona occidental del Macizo.

Afortunadamente los contratiempos se solucionaron satisfactoriamente y se brindó por el éxito de la actividad, debido especialmente a Carlos Rozadillas que la diseñó y la ha guiado técnicamente, así como a la Junta Directiva actual del Club, y, sobre todo, a los participantes que la han hecho posible en un clima de convivencia y compañerismo. Hubo también un brindis por Sherpa, que nos localizó la vereda cuando estábamos embolicaos.

17:30 Comenzamos las salidas de Béjar hacia el sur, vía Plasencia, Cáceres, Mérida, Sevilla y Jerez. Un recorrido total de unos 1.000 kms, pero que merecieron la pena.

Ahora a disfrutar todos del verano, refrescarnos y tomar fuerzas para la próxima temporada montañera.

¡Salud!

 

Manuel Barea Patrón

 

1-7-2014

   

   

   
FEDME FAM
   

   
© CLUB SIERRA DEL PINAR :: RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS :: INSCRITO EN EL REGISTRO ANDALUZ DE ENTIDADES DEPORTIVAS