Revista Collado Sur

   

Lista de Correos

   

Por la Sierra de las Nieves- Manuel Barea

Detalles

POR LA SIERRA DE LAS NIEVES

TRAVESÍA CIRCULAR: CAUCÓN-TAJOS DE LA CAÍNA-CERRO CORONA-TORRECILLA-CAUCÓN

 

 

Fecha: 12 y 13 abril 2014 (Sábado de Pasión y Domingo de Ramos)

Participantes: Toñi Alba, José A. Carrasco, Charo Espinosa, Pepe García, Paco Godínez, Miguel Menacho, Paqui Merino, Manolo Navarro, Carlos Rozadillas, Manuel Barea.

Actividad organizada por el Club Montañero Sierra del Pinar de Jerez, bajo la dirección técnica de Carlos Rozadillas.

 

Viernes 12

09:00 Concentración en Carrefour-Norte. Distribución por coches. Manolo Navarro y Charo al regreso se quedan en Villaluenga del Rosario. Toñi Alba sigue para Málaga.

10:30 Venta “El Tropezón” (Montecorto), sugerencia de Manolo Navarro. Desayuno a base de “catalanas” (molletes con tomate y jamón). Buen comienzo, necesario para tomar fuerzas para lo que nos queda.

Continuamos hacia Ronda. Restos de un acueducto romano que surtía de agua la ciudad. Puerto del Viento (1.190 m.), entre la Sierra de los Merinos (izquierda-norte) y la Sierra Blanquilla (derecha-sur), con su pico Viento (1.430). Zona de canchales, cerros, navas. Terreno calizo con poljés o depresiones en terrenos kársticos.

Descenso hacia El Burgo (591 m), continuando hacia Yunquera por el Puerto de las Abejas (822 m). Antes está la desviación a la derecha, pista a la zona de la Fuensanta de donde parten carriles hacia el Peñón de Ronda.

12:00 Yunquera. Carril a la plataforma del Caucón o de Luis Ceballos. Preparación equipos para la caminata. Desde el mirador de Luis Ceballos (1.136 m)  en la denominada Plazoleta del Caucón tenemos a la izquierda el Valle del Guadalhorce, al frente el Pinsapar de Los Lajares, el Cerro del Tocón, la Era de los Gamones, y demás cumbres de la montaña que tenemos enfrente. Hacia el noroeste Yunquera, Jorox y Alozaina, con las sierras Cabrilla y Prieta.

13:00 Comenzamos a caminar tomando el sendero Caucón-Tajos de La Caína, para lo cual descendemos por un pinsapar hacia el arroyo de los Zarzalones, ascendemos la ladera de Los Lajares y coronamos el mirador de los Tajos de la Caína. El amigo José A. Carrasco camina con cuidado, se recupera de una rotura de peroné izquierdo. Carlos encabeza el grupete, a ritmo sosegado, como debe ser.

13:30 Excelentes vistas a la Cañada de las Carnicerías, cerro del Tocón (1.236 m.) hacia el estey Cerro Corona (1.299 m) al frente y hacia el sur, con su puerto-collado claramente visible. Este lugar recibe el nombre de “Era de los Gamones” (alusión a su uso para trillar el trigo -zona llana venteada- y los típicos gamones o “Varas de San José”, también conocidos como “asfódelos”). El topónimo “Caína” es el femenino de “Caín”, y alude a una dama cuyo comportamiento la hizo, a juicio de la Inquisición, ser despeñada por estos tajos. Desde la plataforma de Luis Cabellos hemos caminado 2,5 kms. Desde aquí se puede ascender a la cumbre de los Tajos. Nosotros continuamos por la vereda hacia el interior de la Sierra.

Continuamos dando vistas abajo a la espectacular Cañada de las Carnicerías, que nace al pie del Puerto de los Valientes, Cerro Alto y Cerro Cueva del Oso, en pleno corazón de la Sierra de Tolox. Avanzamos parsimoniosamente, sin prisas, disfrutando de las vistas. Temperatura ideal con corrientes de aire fresco, aquí denominado levante. Hacia el SW las cumbres y antecumbres de La Torrecilla (1.919 m), nuestro objetivo mañana.

Senda muy aérea, que mantiene la altura y se hace cómoda de caminar. La fuente bajo los tajos lleva agua fresca. Nos refrescamos y llenamos las cantimploras. Teóricamente tenemos otras dos por delante: una cerca del Puerto Corona, y el Pilar de Tolox, bajo La Torrecilla. Estamos ahora justo enfrente del Cerro Corona.

La vereda asciende por zonas escarpadas y muy aéreas, dirección SW bajo el Cerro del Chaparral (1.567 m), donde se va estrechando la cañada.

14:45 h. Comenzamos el descenso al cauce de Las Carnicerías. Al principio de forma muy pronunciada, hasta que damos con la vereda descendente que de forma más cómoda nos lleva al fondo del barranco, si bien antes hemos parado un par de veces para descanso de las rodillas.

15:30 Estamos en el cauce seco de la cañada. Hora de reponer algo las fuerzas con un ligero almuerzo. Arriba, hacia el este, los tajos de Los Horcajos, divisoria de aguas que vierten bien al río Grande de Tolox y luego al Guadalhorce (este), bien al Río Verde que recoge las aguas del arroyo de los Pilones.

16:00 Retomamos la marcha por la vereda que asciende al Puerto Corona, entre pinsapos y vegetación densa (sabinas, enebros, eléboros fétidos, tomillos, lavanda, etc.). Se nota que la ladera mira al norte por su frondosidad. Ascenso muy suave y agradable, en sombra ahora. Estamos bajo los contrafuertes de la Sierra de Tolox, acercándonos a su núcleo central, en las laderas NE, cuyas cumbres rondan los 1.500 m.

17:00 Alcanzamos la fuente antes de subir al Puerto Corona. Mana agua fresca y con caudal. Momento para el descanso a la sombra, la charla y contemplar las vistas. Arriba tenemos ya el Cerro Corona (1.299 m). Vegetación de enebros (juniperus), con sus frutos ahora muy demandados para añadir a los gin-tonics. Vegetación de mentas, poleos, romero y yerbas aromáticas por todas partes. También abundan las sabinas otra variedad de juniperus.Se diferencia de la anterior en que no mantiene su follaje juvenil, sino que lo muda hacia otro más parecido al del ciprés. Se aprecia perfectamente al contemplarlos de cerca. Además, el enebro tiene ahora sus típicos frutos (parecidos a cacahuetes). Mezclados con los pinsapos vemos ejemplares de pinos alepos, aunque el rey de la vegetación son los pinsapos (abies pinsapo), enormes, tipo candelabro o estilizados en forma de abetos.

17:30 Último repechón del día, la subida al Puerto Corona. Fácil y cómoda por vereda muy progresiva. Troncos secos de viejos pinsapos dan belleza a estas alturas casi desforestadas. El enebro nos acompaña y subsiste en estas altitudes. La senda se nivela al final y la llegada al collado es cómoda y placentera. Un lujazo de vistas desde esta divisoria. Estamos bajo el Cerro Corona, una montaña de tierra parda rojiza originada porque está formada de roca peridotita que al descomponerse da ese color rojizo característico. Lo podemos observar mirando hacia el sur, las sierras que aparecen surcadas por carriles muestran un color rojizo bajo la espesa capa de matorral.

18:30 La tarde va a ser larga, por lo que algunos decidimos ascender a la cumbre del Cerro Corona. Apenas si hay vereda pero se intuye la ruta, directa a la cima en algo menos de media hora. Vistas espectaculares hacia los cuatro puntos cardinales. La calima y el levante impiden divisar el Mediterráneo. Fotos de recuerdo.

19:30 De nuevo en el puerto, a montar el campamento para la pernocta. Hora de la charla, el té o café, la merienda. El sol ya se ha ocultado tras la cuerda hacia el oeste. Momento de abrigarse. El personal retoza descansando. Sopla ligera brisa fresca de levante.

21:00 Hora de la cena, antes de que se vaya la luz. Viandas varias: pasta, queso, filetes empanados, tortillas, con vino de Miguel (“Moro”) y amontillado de Pepe. Sale la luna, casi llena, por encima del Cerro Corona. Un espectáculo. Estrellas hacia el oeste y norte. Lección de astronomía a cargo de Manolo Navarro, indicando estrellas, constelaciones y demás maravillas celestes. Todo el mundo con dolor de cuello de mirar el firmamento, pero valía la pena. Noche impresionante, a pesar de la luna llena podían divisarse los astros.

22:00 Hora de dormir. Mañana toca madrugar para subir temprano. Los que vivaqueamos descendemos un poco hacia la ladera sur para evitar el viento. Arriba sopla con fuerza. Se durmió como se pudo. Cayó relente, sacos mojados, pero no hizo frío.

Domingo 13

07:30 Nos desperezamos con la sierra ya iluminada. El sol dora las cumbres, aunque sus rayos aún no nos acarician. Abrigados desayunamos. Personal haciéndose té y café, pastas, galletas, etc.

08:30 Comenzamos a caminar descendiendo la vereda por la ladera suroeste del Corona, hacia las laderas este de la Sierra de Tolox. La senda serpea y salva cañadas, sube con comodidad. Un tronco seco de pinsapo bloquea el camino y tenemos que atravesarlo entre sus brazos muertos. A nuestros pies hacia el NE el puerto donde hemos pernoctado y el Corona, al fondo las sierras Prieta y Cabrilla.

La vereda es agradable de subir, bien trazada, cómoda, serpenteante, proporcionando magníficas vistas. Comienza a aparecer la caliza desnuda. Nos detenemos con frecuencia para agruparnos, no hay prisa, vamos bien de tiempo. Enormes hitos de caliza señalan el camino.

10:00 Llegamos a la zona de “llambrias” (del latín, lamina), cuyo significado es ‘parte de una peña que forma un plano muy inclinado y difícil de pasar’. Su doble ele inicial indica que es un leonesismo. Grandes lajas inclinadas y enormes que atravesamos perpendicularmente entre enormes hitos de piedra. Estamos ascendiendo la ladera sureste de La Torrecilla, zona de caliza. Un descanso antes de coronar el Puerto de los Valientes (1.823 m) dando vistas al cerro de Fatalandar (1.685 m) hacia el NE. Aquí nacen las caídas de los arroyos que forman la Cañada de las Carnicerías, que descienden hacia el este.

Por fin alcanzamos la cuerda y divisoria. Ya tenemos hacia el oeste la cumbre de La Torrecilla, cuyo hito es visible desde nuestra posición. Acometemos la subida, bien por la cresta, bien por la vereda de la cara norte.

11:45 Cumbre. Una placa de piedra confirma  la altitud: “Pico Torrecilla, 1.919 m.” Un buzón con blocs para dejar impresiones escritas. Carlos nos representa y anota unas líneas de recuerdo. Descanso, algo de comida, vistas, abrigo y fotos para la historia.

12:00 Descenso por la ladera norte hacia el Pilón de Tolox. Canchas con quejigos centenarios pelados (quercusfaginea), con troncos añosos cubiertos de yedra. Sabinas rastreras adaptadas al terreno y la altura, piornos y algunos tejos.

12:30 Pilar de Tolox bajo un cerro de 1.756 m, de cuyas paredes se filtra agua que nutre la fuente. Momento para retozar al sol y alimentarnos un poco. Momento de mucha circulación de senderistas y deportistas que suben a La Torrecilla. La fuente sigue siendo el lugar de reunión como hace miles de años y en todas las culturas. Pepe saca de nuevo su provisión de “amontillado” de Sanlúcar, que viene de maravilla. Un salchichón circuló con pan comprado en Montecorto.

13:15 Continuamos la marcha. A la derecha, bajo las oquedades de un cerro, la capillita de la Virgen de las Nieves. La senda sigue ahora dirección norte hacia el Peñón de los Enamorados (1.777 m), por el denominado “Camino de la Sierra de las Nieves”, rebautizado como Caucón-Enamorados. Pasamos dejando a la derecha el Cerro Alto (1.784), a la izquierda Los Enamorados. Zona de quejigos solitarios. Una señal indica que estamos a 7 kms del mirador Luis Ceballos, situada en el punto de donde parte la vereda a Los Enamorados.

14:30 Nuevo descanso en una nava verde despejada entre canchales. Justo donde se bifurcan caminos que bajan hacia Las Carnicerías o el que nosotros llevamos que remonta hacia los Tajos de la Caína. Estamos en los 1.700 m de la altitud. El único árbol presente es el quejigo. Nueva señal: el mirador está a 5,3 kms. Estamos al norte del Cerro del Chaparral (1.567 m).

Llanadas en altura, un rebaño de ovejas, nos dirigimos hacia la Era (¿zona de El Llano de la Casa?). A la derecha la parte alta de los Tajos de la Caína. Comienza a aparecer el pinsapar. Descenso rápido entre bosque cerrado de matorral y pinsapo joven. Laderas pobladas de esta especie a derecha e izquierda, un pinsapar saludable. Aparece el matorral: aulagas, romeros, pinos, gamones, lavandas, etc.

17:00 Alcanzamos el punto de partida ayer, la plataforma de Puerto Saucillo. El recorrido total ha sido de 24 kms. El sábado estuvimos caminando cinco horas y media, hoy ocho horas y media.

Nos mudamos la ropa, nos ajustamos en coches y bajamos a Yunquera por el carril. Cerezos en flor, pinsapos, pinos y olivos jalonan el paisaje. Yunquera está situada a 681 m de altitud, al pie de la Sierra Cabrilla  (928 m). Su nombre viene del latín juncaria ‘prado cubierto de juncos’. Una torre-vigía de época árabe da la bienvenida al forastero.

Momento de refrescarnos con buenas cervezas en la terraza del bar “Sierra de las Nieves”. Desfilaron tapas de carrillada (fría), hígado de pollo, albóndigas, tortilla, y platos de olivas del lugar. Despedidas: Toñi para Málaga, Manolo Navarro y Charo hacia su retiro en Villaluenga, los demás para Jerez.

18:30 Abandonamos Yunquera, subimos el Puerto de las Abejas, luego El Burgo, el puerto de El Viento, descenso a Ronda y hacia Jerez.

20:45 Carrefour Norte. Despedida del grupo.

 

Maravilloso fin de semana serrano y montañero, por paisajes para mí en parte desconocidos (desde Las Carnicerías hasta La Torrecilla por el Corona). Lo demás un repaso que nunca viene mal, en primavera y con una temperatura agradable para caminar. Gracias al grupo y, especialmente, a Carlos Rozadillas por su buena dirección.

 

P.D. Se agradecen sugerencias y modificaciones a la toponimia.

 

Manuel Barea Patrón

14 abril 2014

 

   

   

   
FEDME FAM
   

   
© CLUB SIERRA DEL PINAR :: RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS :: INSCRITO EN EL REGISTRO ANDALUZ DE ENTIDADES DEPORTIVAS